martes, 1 de septiembre de 2009

PRESENTE FUTURO

No puedo precisarte el día,
pero sé que al final,
será como siempre.
Voy a tomar mis palabras...
tus nombres
y me iré lejos
donde ya nada espere.
Sabés que cuando eso suceda,
ya no volverás
a encontrarme,
porque una vez
que me vaya,
no dejaré ni los huesos
de donde comiste.
No quedarán mis sombras
ni mis voces.
Me iré de tus frases
y mis acciones.

Serás como un mes frío
y sin motivos.
No habrán pretextos
que permitan recordar.
Entonces mi cuerpo
estará muerto de vos,
se impedirá percibirte
aún cuando te vea.
Las palabras arderán
como fuego
para luego perderse
en el aire
como cenizas.
Así va a ser.
Así ya comienza a ser.
Pronto será tarde
para las lágrimas secas,
quiero decir,
para cualquier sonrisa
el día menos esperado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario