jueves, 3 de septiembre de 2009

MI LIBRO ESTABA SUBRAYADO

...El hecho es que yo contaba, yo analizaba, yo relacionaba ejemplos proporcionados por los amigos comunes y la literatura. Le demostraba que la razón estaba de mi parte, la razón de amor. Le prometía que amándome iba a serle accesible un lugar de justicia perfecta. Esto le decía sin estar yo misma enamorada, habiendo sólo en mí la voluntad de ser amada por él y no por otro. Es tan difícil hablar de ésto. Cuando vi su rostro por primera vez deseé que fuera de amor al volverse hacia mi rostro. Quise sus ojos desempeñándose en los míos. De ésto quiero hablar. De un amor imposible porque no hay amor. Historia de amor sin amor. Me apresuro. Hay amor. Hay amor de la misma manera en que recién salí a la noche y dije: hay viento. No es una historia sin amor. Más bien habría que hablar de los sustitutos...

Alejandra Pizarnik








No hay comentarios:

Publicar un comentario